jueves, 2 de febrero de 2017

A una estrella (porno)



Aun con toda la imaginación y el humor
la atlética contorsión haciendo arco a los gemidos

La mirada difusa del placer
Tan teatral que conmueve

Y allí sin nombre en el océano del morbo
con sábanas o sin ellas en el altar
la diosa en su isla
de cavernas húmedas
realiza su milagro

Sin herencia y sin duelo
tan animal y futurista
el deseo cabal y certero
se relame en la ilusión
y trata de poner empeño en su ser

Satisfecha en el cuento de las soledades
y los secretos (que se saben)
descansa la fantasía
ardiendo en paz



Balada del llamero solitario



El viento había tenido espinas
A eso se le llama tristeza

Yo vengo de ahí /paloma
He bajado del cerro con pena
y me han dado miedo el cielo y la vida

Ahisitos
con el corazón estido
con el ajayu partido
con la luna en la garganta
ardiendo con alcohol
Así estaba

Mi corazón se incineraba solitario
entre la paja seca
y cada día mis ojos
eran ceniza

Yo estaba aquí nomás
pero todo parecía lejos

En eso
has aparecido
y te has enredado en mi vida
hilando destino
y ya no he cantado más
con el charango del aire
sino que he dormido dentro tuyo
tibio en ollita de barro
Así he conocido tu corazón

Ahí he escuchado al viento
que silbaba y pasaba

Desde lejos
fuerte has venido
cargando cinco /seis /siete
arrobas de cariño

Antes quería morirme
Mi corazón de k´isa bolita
rodaba y rodaba
No sé de cómo te he visto
No sé de cómo has llegado
Sé que te he hecho salir de vos
para que estés conmigo

Llegaste como para olvidarme de todo
y me has amado /misk´isito
Ahora sin vos
no puedo estar
Cierro los ojos
y te hablo sin que estés

Hay veces
una nube roja grande
se disipa en mi pecho
Hay veces
Cuando te ríes
y tus ojitos grandes
se vuelven de chinita
mi corazón se alegra
y tengo ganas /grave
de abrazarte y quererte
Siempre

Cuando te enojas
soy una piedra negra
despreciada por los ríos
tengo soledad y te espero
aún en la polvareda
sobre el adobe partido

Cuando te enojas
me quedo dibujando tus manos
con migajas de pan duro
y cierro los ojos
para que aparezcas
para que te quedes

Desde que has venido
–¿de dónde será?—
parece que el trompo de mi vida
se ha caído
y ya no quiere girar más

Una vez en el parque
donde el faro—
Las cinco ya sería y te he besado
Respirabas dentro de mí
y eso me hacía feliz
porque desde ese momento
hasta el aire compartimos

Mi corazón se cuece
en el carbón rojo de esa tu boca
que he pintado con ayrampu
en noches de primer viernes sin memoria

Por eso debes estar conmigo
Debes matarme
Poco a poco
Hasta hacer
que tengamos uno
en lugar de dos corazones

Quiero tu vida en un pañuelo blanco paloma
Porque cuando miras arriba
te quedas en el cielo y yo me quedo en vos
Para cuando nuestros ojos se miren para adentro
quiero tu vida en un pañuelo blanco paloma







domingo, 6 de marzo de 2016

Diablada en los funerales de Edwin Llusco



Salimos del viento y los escombros
Crecimos de las semillas podridas de las manzanas
Trascendimos la lejanía con alas negras
Tiburón en mar de sombras
Hasta que desaparecimos en el cielo oscuro de la noche
buscando con invocaciones a un dios proscrito en la madrugada
y encontramos el río tenebroso y la pampa lúgubre
Vimos al viejo almaq´epi acercarse
con sus alas de polilla negra
y le ofrecimos coca en sus dos manos

Descargamos el féretro ardiente y tratamos de disipar el humo
detrás del ataúd lleno de espíritus sajras
Esos que envolvían tu alma

El animal de los días y las horas
ha terminado de comerse la cola
y al fin está saciado

La electricidad que da vueltas a las cosas
escupe al viento chispas
que bendecirán tu regreso
a las bajas alturas de la tierra

El ejército de las sombras se ha reunido
Arañas y escarabajos contemplan pensativos el fuego
Uno de esos ataques
de diminutas voces
que se comieron tu corazón

La gran chimenea del mundo
hace un minuto de aire limpio
por el átomo arrancado a su ser
y al fin el viejo se prepara
extiende su haraposo awayu
sobre la orilla del río

Fantasmas negros envueltos en humo
enrojecen sus ojos
arrancando tu aliento a la tierra
caminan mirando el piso

¿A cuántos ángeles
les arrancarás sangre a puñetazos?
¿Qué demonios te recibirán?

Tu espíritu al fin se levanta y rejuveneces hasta ser niño
El viejo te carga
se mete al agua sin mojarte
y no se ve más la otra orilla

Se formoliza el aire y solo hay silencio
bajo el sol de la tarde
cuando el sepulturero escribe un nombre
en el yeso fresco del nicho 
y los sólidos pasos metálicos

abandonan el panteón

viernes, 17 de julio de 2015

CONSAGRACIÓN DE LA PEDAGOGÍA NACIONAL





La bolivianidad son:

Las tetas de mayté
La argentinidad de los comentaristas deportivos
La mexicanidad de los llokhallas güeyes
hijos de la chingada

Ellos y sus cuates

Un par de tipos monocromáticos
llamados Negro y Blanco*
que quieren ser pintados
de rojo amarillo y verde

Es el Michael Jackson que todos llevamos dentro
Violeta Parra llegando detrás de un gringo a La Paz
La Suiza de Juan Cutipa y Huallparrimachi enterrado de pie
El cristal cortado y el mármol de Carrara en las casas de Patiño
sin un centímetro de estaño
El cerro desaparecido de Inti Raymi y el oro también

La chicha bailable del Perú
El mar chileno
Melgarejo contra Prusia y por Francia
El cosplay de poncho y chicote, penacho y taparrabo
La fiesta karaoke de iracundo boliviano y noche de clásicos
La biblioteca vacía y una gigantesca estatua llena de gracia
Son las                 magníficas          mujeres creando

Es el futuro a lo Mad Max
llevando miles de retretes al desierto
La máquina contra la naturaleza
Nosiglia barbudo y wirakocha

Es un país ancho y deshabitado
con minibuses para quince
con veinte personas

Es la larga cola que espera para irse
Madrid y Buenos Aires
Río y Gotemburgo
Mi mejor amiga dándole un bebé a Canadá

Es tu país
Su país
Mi país
que jamás          jamás                   jamás
de los jamases
serán lo mismo

La patria del alto nombre
y el gobierno de los pobres
de los pobres cojudos
que somos todos nosotros

Para cualquier circunstancia masiva
¡Use pendón!







*Entiéndase Blanco Y Blanco

miércoles, 11 de febrero de 2015

AUTORETRATO CASI A LOS 32

La psicología no es tan difícil. Pongamos, por ejemplo:


SERGIO GARECA: Es la historia del autodesprecio. Procaz, suspicaz y pusilánime. Su única medida es el exceso. Tiene una saludable doble personalidad, en desmedro de la otra. Escribe, porque ya se ha asumido como un músico fracasado. Sin duda, ya pertenece a la fauna del infierno. Por eso la única mujer que lo ha amado también ha optado por abominarlo. Su alma está tan agujereada que hay que comprar api para tragarse ese buñuelo. Ha hablado tanto y tan mal de todos los gobiernos que ni el mismo puede gobernarse. Practica el vampirismo literario, succionando la sabiduría de los más viejos y el ímpetu de los más jóvenes. Posee un corazón oceánico pero vacío. O sea, ama como un planeta abandonado, sin atmósfera, con absoluta soledad, cuyo único atractivo es la distancia y la falta de civilización. Si no contesta el celular es que odia a la humanidad entera y a veces no hay caso de hacer excepciones. En él habita la eterna lucha del bien contra el mal, una diablada interior, en la cual, es vergonzoso decir, al ángel le sacan la mierda a cada instante. Goza del mal cuidado de sus benevolentes amigos. Su alma también es un bello jardín de mala yerba y andrés huayllas, de lagartos, arenas y paja brava. Aún es un perro- cometa, pero en cenizas. De su hija ha heredado el nombre de su destino.

miércoles, 29 de octubre de 2014

ODA A LAS TETAS



Con vocación expansiva
desde el propio corazón
pasar las yemas por la cereza
rodear con la lengua la órbita
mojar la base y su circunferencia
sentir el volumen inmenso de los planetas
oen el espacio las puntiagudas y ufanas mandarinas
cuya turgencia altiva exige labios, mordiscos y lisonjas
interrumpir la gravedad con las manos
regar con saliva los jardines colgantes de babilonia
aventar los ojos a la sima intensa
del seno y sus ondulaciones marinas
aguzar el horizonte en sus alturas
con la voracidad del águila
vaciar su ritmo en las palmas
apretar con ternura y poseer con violencia telepática
sorber de sus ínfimos cráteres libido y vía láctea
conocer sus accidentes con la pericia del olfato
gustar de su rosácea plenitud de luna
o sus encumbradas corolas de chocolate con leche
hacer que el deseo nos dé el poder de los rayos x
y adivinarlas detrás de todas las sustancias y densidades
calcular la complacencia de su grácil movimiento
en aplicación de su masa dilatando la imaginación
digerir el tabú con absorciones y cientificismo
otorgarles la libertad de la pasión que nos eleva
abarcar su incontenible voluntad de ser
con la palpitación y los nervios de la curiosidad
transparente e indomable
obsequiarles las palabras que solo descifran
la suavidad de su superficie al contacto con el beso
incendiarse en la tibieza
y morir en el profundo sonido del corazón
cuyo pálpito las mece

martes, 23 de septiembre de 2014

SI ME VES LLORAR

Si me ves llorar
mis lágrimas no son de cocodrilo
Son de alcohol caimán

Tu boca tiene el fuego
con el que incendiaré mis ojos